El juego del reto

08-12-2017
763

El juego del reto

Jugamos y acabmos con las tranca de esos dos hombres dentro de nuestra vagina

Mi marido comenzó a trabajar en una empresa, a los tres días de estar trabajando, entablo amistad con un compañero,  Un tal Fernando, Tal fue su amistad que a los 3 meses le invito a comer en la casa. Asin que prepare algo rico para dar una buena impresion.
A eso de las 13: 30 llegaron el y su mujer. Un hombre guapo un poco mas joven que mi marido, con lo que tendría mi misma edad. Me quede perpleja ya que era muy guapo. 
Pasamos una velada muy amena, la mujer era muy agradable y el no paraba de echarme ojitos. a lo que yo respondía a aquellas miradas.
Empezó a llover, muy fuerte, con tormenta, y mi marido les pidió que se quedaran, por lo menos hasta que pasara la tormenta.
Para pasar el tiempo, y como si fuéramos unos adolescentes, comenzamos a jugar a  reto, un juego que recuerdo que jugaba con mis colegas, parecía una buena idea, de ese modo que comenzó mi marido a preguntar, y de esta manera nos hicimos unas preguntas y unos retos. Pero cuando le volvió a tocar a Pedro mi marido se dirigió a Fernando
- reto, 50 euros
-Reto, vale apuesto los 50 euros
-desnuda a mi mujer
El se quedo parado, pero si no lo hacia tenia que soltar 50 euros, a sin que me miro, sin saber que hacer, Pero a ultima hora me levanto del sillón y empezó a quitarme la ropa dejando mi cuerpo desnudo delante de todos ellos. A Fernando se le salían los ojos. Ahora le tocaba a Fernando, ya sabia que se iba a vengar. Pero la situación estaba poniendo caliente el ambiente.
-Un reto de 100 euros
-Vale apuesto los 100 euros
-manda a tu mujer que le coma el coño a la mía. si se niega y no lo hace me tendrás que pagar los 100
Fernando me miro, pidiéndomelo, y yo que iba hacer eran 100 euros lo que había en juego. Me dirigí a Virginia, la desnude, agachándome a la altura de su montes de venus, abrí sus piernas y sus labios vaginales, rozando con mi lengua toda su vulva ya humedecida y jugando con su clítoris, note como en mi boca hubo una explosión de flujos, mientras sus piernas temblaban cuando se corría de gusto.
-¡¡¡aaahhh!!!¡¡¡uuufff!! chicos no juguemos mas follemos ,¡¡¡aaahhh!!!

Los chicos se sentaron en el sofá y nosotras nos sentamos encima de aquellas trancas gordas que miraban al techo, eso si yo me senté en la de Fernando y Virginia en la de mi marido, comenzamos a cabalgarlas fuertemente, La tranca de Fernando me hacia estremecer, volver  loco mi cuerpo que subía y bajaba de aquella polla, llenándole todo sus huevos de mi corrida. y como si fuera sincronizado, las dos explotamos en un orgasmo que nos hizo gemir como locas
-¡¡¡AAhh!!! si disfruta de la polla de mi marido,¡¡¡¡uuuffff!! que yo me encargo del tuyo ¡¡¡oooofff!!!
-Yo me voy a correr¡¡¡aaahhh!!!! ¡¡¡uuufffff!!! Pedro que gozada de follada¡¡¡aaaafff!!!quiero mas
-Si Virginia toma ¡¡¡uuufff!! estoy sintiendo todo tus flujos,
Nos sacaron las pollas del coño, para abrirnos las bocas y penétralas en ellas mientras les hacíamos una felaciones, que provocaron que nuestra boca se llenaran de semen, y relamíamos sus glandes, para terminar hasta con la ultima gota de aquel liquido espeso, algo amargo pero muy rico.
-¡¡¡ooofff!!! sigue que me corro¡¡¡OOffff!!!
-Eso en toda su boca que yo voy a llenar la boca de tu mujer¡¡¡aaafff!!!¡¡¡ooofff!!!
Fue una noche inesperada, cuando terminamos ya había escampado, echamos otro polvo mas ligero de despedida y se marcharon. 
Creo que han vuelto a quedar para otro fin de semana y yo deseando volver a repetir

Style switcher

Choose color style