El repartidor de la tienda

23-11-2017
333

El repartidor de la tienda

Paso de ser un chico dulce a ser un bestia follador

hola soy una mujer madurita de 42 años. Soy viuda hace 5 años, y si os soy sincera, no me meto una polla hace 6. estaba muy caliente, había veces que me masturbaba con los pepinos, ya que era ver uno, y humedecerse toda mi vulva.  

Un día fui a la tienda de abajo, la dueña llevaba tiempo con el negocio, siempre compraba allí, ya que a parte de económica, la tendera me informaba de todo lo que pasaba en el barrio. Pero aquel día me llamo la atención un chico, de unos 19 años, alto, delgadito, no muy guapo, pero con un gran paquete, que señalaba su vaquero. Cogió una llave de la caja y coloco unas compras en el coche, mientras la tendera le daba el ticket, y una dirección. 
Yo la mire extrañada, aquel chico nunca lo había visto. Me comento que era su sobrino, que vivía en otra ciudad pero que su madre, que era su hermana, lo mando para que le diera trabajo, y sacarlo de la calle. Que el único puesto que se le ocurrió era de repartidor, y que la idea había funcionado ya que muchas clientas que no podían ir, la llamaban para que fuera el chico, y ellas seguir con sus quehaceres. También me entrego una tarjeta con el numero de la tienda por si algún día necesitaba que me llevara algo a la casa.

A los tres días, me estaba follando unos de mis pepinos, y pensé en aquel chaval. en su paquete, y como me lo follaría. Me saque el pepino, y llame a la tienda, para que me trajera algunas compras. Esa tarde me tenia que penetrar aquella verga joven.
Por fin sonó la puerta, mire por la mirilla, era aquel chaval, mi vulva ya estaba, mas que excitada. 
-Pasa, por favor, deja la compra en la cocina, que voy a por el dinero.
El chico metió las compras, a la vez que yo cerraba la puerta, y pasaba al comedor. 
-Pasa, que te pague.
Él tímidamente entro. yo me acerque a el para darle el dinero, estaba sudando, le limpie con un pañuelo, y aproveche esa casualidad, para tener mas tiempo y pensar como lo iba hacer para pasar un rato de sexo con aquel chico.
-Chiquillo te va a dar algo, 
- Si es que llevo ya cinco casas, y tengo mucha sed,¿ a usted le importaría darme un vaso de agua por favor?,
- Voy hacer algo mejor, siéntate un rato, mi niño ahora vengo.
- Pero mi tía me regañara
-No te preocupes por ella, le diré que me ayudaste a guardar la compra.
El chico se sentó en una silla, yo saque dos refrescos y le invite a sentarse en el sofá a mi lado. teniendo la torpeza de derramarle un poco en su pantalón, corriendo cogí una servilleta y le frote las manchas, aquella limpieza, le levanto su bulto.
-Hace calor ¿verdad?
-si un poco
Me quite mi camisón, dejando mis enormes pechos ya algo caídos y mi barriga cervecera a la vista de aquel zagal, que aunque creo que mi cuerpo no era mucho su tipo, si quería taladrar mi coño.
Me volví a sentar, lo levante y le puse delante mía, dejando frente de mi lo que realmente quería, tener aquel bulto justamente en toda mi boca, le baje sus pantalones, asomando aquella polla, le moje su glande con la saliva que le echaba de mi boca al mismo tiempo que mis manos agarrando fuerte su verga, la empezaba a frotar delicadamente, no tarde mucho en acompañar los movimientos de mis manos, con los de mi boca, que engulleron aquel cipote hasta mi garganta. aquellas mamadas las completaba con sutiles bocados en sus genitales, y unas intensas. lamidas desde los mismos recorriendo  todo el tronco hasta llegar hasta la punta de esa verga que cada vez se endurecía mas. sobre todo cuando me la volvía a penetrar. mi mirada se escapaban para admirar la cara de placer, que ponía cuando se la succionaba. 
-¡aahh!! ¡¡oofff!!, ponte de culo quiero penetrarte mi polla. Y que tu coño goce ¡¡¡aaahhh!!!
No tarde en apoyar mi cuerpo en la mesa del comedor, dejando mi gran culo a su disposición. Pronto note como con su glande se hacia sitio en mi vagina, dejando la punta solamente metida, mi coño quería ya ser penetrado, pero el lo saco y empezó a dibujar círculos alrededor de mi clítoris, dándome de vez en cuando golpecitos con la misma, para volver a meter solo su punta, provocando en mi una excitación y mi coño cada vez mas ganas de ser follado
-Fóllame ya, fóllame, mi coño no puede mas.
-Espera pedazo de guarra, que mi polla te va romper tu culo
- No por el culo no, que me va a doler
- Pero tonta eso será un momento, después te hare gozar. Perra
Me encantaba, que ese chico aparentemente dulce y tímido, cambiaba a salvaje a la hora de follar y eso mas me ponía, el seguía con aquel juego de excitacion en mi vulva, cuando menos lo esperaba me la penetro entera dando tanto placer que me hizo correrme, como nunca antes nadie me lo hizo.
-Prepárate puta, que te voy a reventar ya tu enorme culo.
Nada mas decir esas palabras y sin esperármelo, penetro toda su tranca hasta lo mas hondo de mi culo, arrancando de mi boca un alarido por el dolor inmenso que me provoco. La dejo dentro, seguía doliéndome, el me daba cachetadas en mis nalgas.
-Con estas enormes nalgas, mi polla se pierde totalmente, prepárate que ahora viene lo bueno
Se agarro fuertemente a mis nalgas enrojecidas, y moviendo sus caderas fue penetrando toda su polla en mi culo y sacándola, cada vez con mas fuerza, dando fuertes golpetazos cuando su cuerpo llegaba al mío, pero poco a poco, fui pasando del dolor al placer, ayudándome con mis dedos, no tardamos en llegar juntos a nuestro placer extremo, ese que hacia que nos corriéramos a la vez, 
-¡¡¡¡aaaffff!!!! que culo por favor pedazo de guarra,¡¡¡oooffff!!! me va provocar que me corra ¿te gusta pedazo de zorra?¡¡¡aaaaafff!!! toma guarrona  vieja llenare todo tu enorme culo
-Si ya lo estoy sintiendo llenarse mientras mi coño escupe mis flujos¡¡¡aahhh!!¡¡ooff!!¡¡uufff!!!
Note cuando me la saco. se subió el pantalón, yo le di el dinero , le page algo mas por el pedazo de polvo que me hizo el cabrón.

Style switcher

Choose color style