Las putas de mis primas

26-11-2017
600

Las putas de mis primas

Me tenia que quedar cuidandolas y al final me cabalgaron

Una tarde de verano, toda la familia estábamos reunidos en la casa familiar, donde pasábamos los veranos. Después de fallecer mis abuelos, ya solo nos reuníamos, mis dos tíos con sus parejas y sus hijas. Lorena y Samanta, mis primas. Aunque no de sangre ya que yo era adoptado. Mis padres no podían tener hijo, decidieron viajar a  chile, y me adoptaron a mi. Samanta es hija del hermano de mi padre Eduardo y Lorena es la hija de la hermana de mi padre Rebeca. Los tres hermanos se juntaban todos los años. Aunque yo por mis estudios estuve cuatro veranos sin ir, ya que tenía que recuperar, pero este año era distinto, ya que como estaba harto de perderme los veranos, este año me aplique mas.
Cuando llegamos a la casa, ya mis tíos estaban allí, después de saludarnos me dirigí a mi habitación, para colocar mi ropa. Todo me recordaba a mis abuelos, y a las pelmazas de mis primas, chillonas y lloronas. Era lo único que me podía joder el verano. Pero como ya tenía 20 años creo que me iba a perder mas de una vez.
Pero mi idea de escaparme se esfumo, cuando mis padres con sus caras de por favor. Me pidieron que me quedara, con las niñas para salir ya que necesitaban despejarse. Bueno la cuestión es que aunque mi mente dijera que no mi boca dijo que si.
Creo que ellos sabían que no me iba a negar ya que estaban arreglados, y tardaron poco en coger los bolso y las llaves de los coches, para irse, lo que yo quería hacer.
-Las niñas no tardaran en venir. Han ido al centro comercial.
Ese fue mi tío Edu, que fue el primero que salió por la puerta. cosa que hicieron todos ellos mientras me agradecían que me quedara con mis primas. Bueno mi madre asomo de nuevo la cabeza, para decirme que no los esperáramos ya que llegarían muy tarde, que sabrían recompensármelo.
Eso esperaba ya que aguantar a esas niñas era un coñazo. 
Me senté a ver la tele, esperaba a que llegaran esa niñatas, para echarme una siesta. No tuve que esperar mucho, un chillerio fue entrando en la casa, pensé que como podían entenderse entre ellas, con esas voces nerviosas.
-¡Hola!, ¿tu tienes que ser Roberto? nuestro primo, el perdido
Cuando me gire, me quede blanco, delante de mi estaban dos chicas muy diferentes a las que yo vi la ultima vez.
-¿Que pasa no te acuerdas? Yo soy Lorena y ella es Samanta
Lorena ya era una mujerona, creo que podía tener ya los 17 años, la ultima vez que la vi tendría 13años y no estaba ni formada, Y Samanta tendría un año menos que ella, y era mas gordita. Pero ahora parecían otras, Lorena Tenia una camiseta que le dejaba ver el ombligo, y sus enormes tetas, sin sujetador, y un pantalón corto vaquero tan pegado que se le señalaba perfectamente su monte de venus¡¡¡uuufff!!! que lo tenia apetitoso. Samanta iba un poco mas modosita, con una camiseta menos pegada, pero con una minifalda que podría meterle mi polla sin necesidad de subirla mas ya que era muy corta. Cuando reaccione a aquella vista que empezó a alegrar mi paquete, pude contestar.
-Si que me acuerdo, pero es que estáis muy cambiadas
- Al igual que tu, que los años te han sentado súper bien.
Lorena buscaba por la casa y al final me pregunto
-Primo¿ y los adultos ?
-Creo que hoy os tengo que cuidar yo, ya que todos se han ido. y llegaran tarde.
-Bueno creo que aqui nadie va a cuidar a nadie, que ya tenemos 16 y 17 años.
-Lorena que yo pasado mañana cumplo ya los 17.
-Chicas no pasa nada, a mi no me importa quedarme con ustedes. ¿vemos un rato la tele?
-Vale, voy a preparar palomitas.
-Si, Lorena ¿a mi me puedes echar azúcar en las mías?.
Samanta se sentó enfrente mía abriendo completamente sus piernas, con lo que pude verle enteramente su coño, ya que no llevaba ropa interior, Mi polla necesitaba ser masturbada, ese coño era imponente, y me ponía muy cachondo. Por lo que decidí irme a mi cuarto.
-Chicas, voy a mi cuarto, necesito descansar, un poco del viaje, portaros bien.
-Si que no vamos a quemar la casa.
Las risas de esas chicas se escuchaban hasta cuando entraba en mi cuarto, el cuerpo les había cambiado, pero esas voces y risas escandalosas no.
Ya en la soledad de mi cuarto, me quite mis bermudas, dejando mi polla toda empalmada al descubierto, No quise masturbarme pensando en mis primas, pero es que de mi mente no se marchaba aquellas tetas o el culo de Lorena, y si no el coño que me enseño Samanta.  Me tumbe en la cama, con mi tranca hacia arriba, escupí mis manos para empezar a frotármela.¡¡¡uuumm!! que coñito¡¡¡¡ooofff!!! ven que te de¡¡¡¡aaafff!!! y tus tetas ven frotamela con tus senos¡¡¡¡uuuooooffff!!!!. pensaba en alto mientras mis manos subían y bajaban mi pellejo dando cada vez mas placer a mi pene. Estaba a punto de correrme cuando la puerta se abrió, eran las chicas que me vieron como me masturbaba. Lorena se acerco y apartando mi mano de mi cipote extremadamente erecto coloco la suya, siguiendo ella la masturbación del mismo, pero bajando la fuerza de aquel frotamiento.
-¡Guau! Samanta, que pedazo de tranca se gasta aqui el primo. Mira que movimientos, le hago a esta polla
Yo quise decirle que me soltara la verga, pero esas manos me la acariciaban tan bien, que lo único que salió de mi boca fue
-¡¡uuunnn!! sigue como vas¡¡¡ooofff!!!
-Ven Samanta, que hoy follamos una polla para las dos
Samanta se acerco, mientras me abría las piernas y comenzó con su lengua a mojar el tronco de mi pene, llegando a mis huevos, donde con delicadeza los mamaba dándome aun mas placer.
-¡¡¡aaafff!! que gozada cabronas, desnudaros
Eso hicieron, Lorena no soltaba la polla con la mano mientras que con la otra levantaba a Samanta, acercándole su boca a la de ella, comenzando con un juego de lenguas, a la vez que le quitaba la ropa, dejando los pechos al aire, para empezar a comérselos. Samanta hizo lo propio con Lorena, Sacando aquellos inmensos senos,  y dejando al aire también su coño.
-Lorena suéltame la verga y meteros manos.
Hay estaba yo en medio de esas dos perras, magreándose sus pechos y besándose. como tenían las piernas abiertas, y al estar cada una a cada lado, moví mis manos y toque los coños de ellas que ya estaban bastante húmedos. después de masturbarle el clítoris y dejando bien empapados mis dedos se los introduje en sus agujeros calentitos, mientras ellas se movían buscando mas placer.
-Asin, moveros buscando mis dedos¡¡uuuffff!!! como os movéis
Las dos a la vez, se soltaron, y empezaron a saltar en mis dedos metiéndoselos aun mas hondo, mientras sus tetas subían y bajaban siguiendo el ritmos de esos saltos.
-Perras ¿Os gusta verdad?
-Si¡¡¡aaaaafff!!! me corro 
- yo¡¡¡¡uuuffffffffff!!!!
les saque los dedos y coloque mi cabeza en sus coños, comiéndoselos al mismo tiempo que ellas me echaba sus jugos. 
Samanta, me cogió la verga y empezó a meterla en su boca, seguida por Lorena, cada una por un lado, me pasaban las lenguas por la polla, hasta llegar al glande juntando sus lengua, entonces primero me daba la mamada una boca dándole paso a la otra. esa comida tan rica, duro como unos 4 minutos. Lorena se coloco encima de mi pene, mientras Samanta le fue introduciendo todo el cipote, cuando la sintió dentro comenzó a cabalgar mas fuerte, corriéndose de nuevo. yo estaba a punto pero quería probar el calor del otro coñito. Pero a la cuarta galopada de este note como me iba.
-Sacala que me corro ponerme la boca¡¡¡¡uuuufff!!!! ¡¡¡AAAAffff!!! tomad zorras mi semen¡¡¡¡ooooffffffffff!!!!
Fue increíble, mis primas eran muy putas, y a mi ese verano, me lo demostraron, ya que no fue la única vez que me quede con ellas, y me las follaba

Style switcher

Choose color style