Una proposición indigna

01-12-2017
593

Una proposición indigna

Me contrato para limpiar la casa vestida de porno-chacha

Un día mi teléfono sonó, era la voz de un joven que me llamaba para ofrecerme trabajo, yo limpio casa y este chico necesitaba alguien que le organizara la casa.
Al llegar, me recibió un chico alto, de unos 25 años, cuerpo currado en el gimnasio, y pantalones ajustados. Me invito a pasar, para  llegar a un acuerdo, y poder empezar esa misma tarde. Eso si me propuso algo que no me esperaba.
-Seria para que me ayudes hoy, y proponerte algo. Me gustaría que te pusieras este uniforme.
Me enseño un uniforme minúsculo, de los que se venden en un sex-shop, yo me negué  pero el insistió.
-Pero cobrarías algo mas, solo quiero ver como limpias, mientras me pajeo
-¿pero que dices?, soy una mujer casada
-Nadie se va a enterar, y ganarías 600 euros
Cuando me dijo lo que me iba a pagar solo por ponerme aquel traje, la verdad que me lo pensé. Él siguió, diciendo que nadie se tenia por que enterar, y solo seria ver, y lo único que tocaría seria su polla.
- Bueno y si te subo a 700 ¿Que me dices?
Eso ya eran palabras mayores, lo que me extrañaba era que un chico tan guapo como aquel, necesitara de esos juegos con una desconocida. Lo que me llevo a aceptar aquella propuesta, fue cuando me llamo mi marido, y me dijo que nos cortaban la luz. Que me buscara mas trabajo. Mi marido era el típico que no movía los huevos ni para follar. Se quedaba en casa y a lo mas que  se movía era al bar con los amigos. 
-Acepto por 700 euros. Pero solo limpiar con el traje.
Cogí el traje de sirvienta, pase al aseo, cuando me lo vi puesto, estaba muy sensual, para mis 37 años me conservaba muy bien. Lo único que me tapaba era mi coño y los pechos casi me sobresalían los pezones.
Me posicione en frente de aquel macho, que ya estaba desnudo, con su mano agarrando su verga. Aquella tranca era imposible de no mirar, ya que era muy grande, inmensa. 
Me indico que empezara por el salón, con el plumero empecé a servir como porno chacha.
-¡¡¡uummm!!!, que cuerpazo gastas¡¡¡ooofff!!!!, eso menea ese culito mientras limpias. Me encanta.
Empezó a gustarme aquellas palabras, con lo que seguí limpiando el polvo de la parte baja de los muebles.
-Eso muy bien limpia los bajos, que admire ese coñito, que me comería a chupadas.
El juego, me empezó a poner cachonda, ya que hacia muchos años que no me follaba mi marido, por lo que mi coño no tardo en humedecerse, al ver aquella verga, que podría ser mía. Me baje las bragas ante la admiración de aquel semental, que miraba mi vulva y se frotaba con mas fuerza su cipote.
-Joder tía, me encanta esa desicion de enseñarme todo tu coñito. ¡¡¡¡oooffff!!! me comería esa almeja-
Pensé que por que no, si nadie se iba a enterar, si me lo follaba. Pues a follar.

Me puse en la mesita que tenia enfrente del sillón donde estaba sentado, dejando toda mi vulva en su cara, mientras movía mis caderas, para que comenzara a comer mi coño. Viendo que el no se atrevía, decidí dar el paso, y acercarle todo mi coño a su boca y mirándole le dije
-Aquí tienes,  tu almeja ,¡cómetela cariño!
Me agarro con fuerza, pasándome su  lengua por mi vulva, dándome un placer enorme, sobre todo cuando a la vez que me corría el se pego a mis labios y me fue absorbiendo mi clítoris, bebiéndose todos mis flujos vaginales.
-¡¡aahh!! sigue asinn¡¡uuufff!!! que bueno ¡¡¡ooofff !!! 
Mis piernas temblaban, hasta perder las fuerza, cayendo justamente en su polla tiesa, con la buena suerte de que de seguida me penetro, a lo que yo al sentir aquella tranca dentro de mi vagina, comencé con movimientos pélvicos, buscando mi placer con aquella tranca. a la vez que el termino de bajarme la parte de arriba dejando mis senos al aire y arroparlos con sus manos, las galopadas comenzaron, a aumentar, a la vez que mi excitacion también lo hacia, Tal fue mis movimiento que sin querer se me salió y al volver a bajar con aquella fuerza, me la introduje en mi culo, un dolor muy fuerte, me paralizo ya con toda la tranca metida en mi ano, pero el fue moviéndola dentro que poco a poco fui notando gusto. ya mi ano se había agrandado. con lo que, la metía en mi coño y en mi ano simultáneamente y ya sin dolor, al revés cada vez gozando mas , de aquella follada.
Estaba en un éxtasis enorme, a punto de correrme, cuando comencé a rozarme mi clítoris con fuertes roces, con lo que la entrada de aquella verga tanto en mi coño y en mi ano y mis dedos dando placer a mi clítoris, no tarde en correrme en aquella polla.
-¡¡¡¡Aaaahhh!!!que  corro¡¡¡¡uuufffff!!!señor no puedo mas¡¡¡aaaahhhah!!!
-¡¡¡uuummm!!! yo también , ponte de rodillas quiero echártelo en la boca¡¡¡ooofffuuummm!!!
me puse de rodillas, engullendo la enorme verga de aquel muchacho, que con cinco buenas mamadas que le hice, lleno mi boca de aquel semen, tragándomelo entero sin dejar una gota.
-Al final estabas mas cachonda que yo zorrilla
-Es que cualquiera se niega a esa polla que te gastas cabrón
-Bueno toma 1000, por a verme follado de aquella manera, si quieres repetir ya te llamare
-Vale.
Me fui, lógicamente a mi marido no le dije todo lo que había cobrado, ya que si no se lo iba a gastar en el bar.
Solo le dije que tenia un cliente mas. y de esa manera una vez cada 3 meses me llama y follamos. y me da 1000 euros.

 


 

Style switcher

Choose color style